Comprometidos con el medio ambiente

La realización de compost es uno de los objetivos que se han marcado desde el Colegio Rural Agrupado Serra del Benicadell para este curso y para curso venideros. Aularios como el de Rugat, Ràfol de Salem y  Montixelvo no han podido esperar a la formación del alumnado por parte de los técnicos del Consorcio de Residuos COR-V5 y han comenzado con el proceso de compostaje, añadiendo restos de comida y almuerzo juntos con restos de poda en las proporciones adecuadas para así obtener compost antes de que finalice el curso.

Desde el centro de Ràfol de Salem nos comentan que “los alumnos/as desde infantil tienen interiorizado y aprendido los restos orgánicos que pueden añadir al compostador” y que gracias a esto les ha resultado más fácil poner en marcha el compostador.

Por su parte, en el aulario de Montixelvo, además de iniciarse en el proceso de compostaje, han llevado a cabo otras iniciativas para reducir la cantidad de residuos que se genera en el municipio  y que todas las personas tengan un fácil acceso a los contenedores de reciclaje.

Es por ello, que una de las actividades llevadas a cabo y que gusta a los alumnos por ser diferente a las que se realiza diariamente es una salida al campo a realizar juego, almorzar y relacionarse entre los alumnos y el medio ambiente. Aprovechan estas salidas para llevarse bolsa de basura y recoger toda la basura que se encuentran por el campo y la montaña y depositarlas en los contenedores oportunos. Los profesores y los alumnos nos comentan que “nos sorprendimos al ver la gran cantidad de basura que recogimos en un corto período de tiempo”.

Además realizaron una instancia para el ayuntamiento. En ella se recogía las peticiones que los alumnos habían realizado sobre dónde deberían colocarse con los contenedores de papel, envases y vidrio para que todo el mundo y sobretodo las personas mayores tuvieran un mejor acceso.”Vimos como algunos contenedores están al final de una cuesta muy empinada” “Los contenedores de papel estaban contra la pared y a una de las bocas no tenemos acceso para poder tirar el papel y enseguida se llena” son algunas de las observaciones que los alumnos recogieron en las instancia.

Pronto los aularios de Terrateig, Salem y Aielo de Rugat se sumarán a la realización de compost y junto a las actividades que se promueven desde los colegios cuidarán el medio ambiente y reducirán la cantidad de residuos que generan.

 

Los primeros centros empiezan a obtener compost

Reducir la cantidad de residuos que generamos en los colegios y en los hogares es uno de los principales objetivos que se marca el Consorcio de Residuos COR-V5 a corto plazo. Con esto evitamos que muchos de estos residuos terminen en vertederos o diseminados por el medio ambiente contribuyendo a la sostenibilidad y cuidado del medio ambiente.

Para ello, en los centros escolares de las comarcas de La Safor, La Costera, La Vall d’Albaida, La Canal de Navarrés y el Valle de Ayora-Cofrentes se está llevando a cabo el proyecto #Compostaescola, que  consiste  en darles una nueva vida a los restos orgánicos transformándolos en compost.

Durante todo el curso, los alumnos han ido metiendo restos de comida, almuerzo, poda y jardín en el compostador, para que los organismos descomponedores se alimenten de ellos y los transformen en compost.

Como resultado, los primeros colegios ya empiezan a obtener pequeñas cantidades de compost que ya pueden usar en su huerto escolar. Han reducido mucho los plazos de obtención de compost gracias a la implicación de toda la comunidad educativa, la concienciación que tenían sobre la importancia de reducir los residuos y porque han seguido los pasos y premisas de los técnicos que les han visitado durante todo el curso.

Estas premisas se basaban sobretodo en airear el compostador 1-2 veces por semana, mezclar bien los restos húmedos y secos, humedecer el contenido en caso de ser necesario, realizar pesajes de todo lo que se introducía y mantener un control de la temperatura. Gracias a esto, han reducido 2 meses el proceso de obtención de compost.

En las próximas semanas, más centros obtendrán compost, lo podrán usar en el huerto escolar y verán como el ciclo de la materia orgánica se cierra y sus esfuerzos son recompensados.

 

La iniciativa la llevan los alumnos

El programa #Compostaescola impulsado por el Consorcio de Residuos V5-COR ya se ha instaurado en un gran número de centros escolares de las comarcas del Valle de Ayora-Cofrentes, La Canal de Navarrés, La Vall d’Albaida, La Costera y La Safor y por las visitas de seguimiento que se están llevando a cabo, el profesorado nos dice que es todo un éxito.

Los compostadores se van llenando y hay colegios que incluso tienen 2-3 compostadores dado que el grado de implicación junto al alto número de alumnos hace que se llenen con rapidez. Conforme se van llenando estos compostadores con restos de alimentos y restos de poda proporcionados por el COR también se están llevando las labores necesarias para que salga un compost de calidad como es la aireación semanal y la toma de datos de temperatura, presencia de insectos y grado de humedad.

Según nos cuentan desde los centros escolares, son los propios alumnos los que dirigen el programa #Compostaescola, están pendientes de tirar los restos de almuerzo y de comida a las cestas marrones, también se encargan de que en el compostador sólo se añadan los restos orgánicos y son los que recuerdan al profesorado la importancia de airearlo y de llevar un seguimiento continuo de nuestro compost.

En definitiva, el programa #Compostaescola ha sido bien recibido en los colegios y son los alumnos los principales actores de que se esté realizando compost en los centros escolares.

 

Si quieres formar parte del programa #Compostaescola, contáctenos a través del correo compostaescola@consorciresidus.org y te informaremos.

Retomamos el programa #Compostaescola

Después de las vacaciones navideñas, los alumnos/as de las comarca de La Safor, La Costera, La Vall d’Albaida, La Canal de Navarrés y el Valle de Ayora Cofrentes vuelven a retomar las clases y los diferentes proyectos escolares. Uno de ellos es el referente al programa #Compostaescola, por el cual a través de los restos orgánicos que se generan en el centro escolar van a obtener compost que usarán en el huerto. Es un proyecto que les está gustando mucho y les parece muy interesante el poder  darle una nueva vida a los residuos que se generan en el colegio y gracias al Consorcio para la Gestión de Residuos COR-V5 lo pueden hacer de una forma más lúdica y entretenida.

Durante estas fechas navideñas, el proceso de descomposición de la materia orgánica ha seguido activo pero puede ocurrir que en algunos compostadores la actividad se haya reducido, se haya secado en exceso la materia orgánica, la temperatura haya descendido o parezca que no hay animales descomponedores. Es por ello, que es importante para reactivar la actividad llevar a cabo una serie de pasos muy sencillos para que el proceso de compostaje siga adelante.

  • Remover todo el contenido del compostador para renovar el oxígeno.
  • Humedecer para reactivar la descomposición por parte de los organimos descomponedores en aquellos compostadores en los que la materia orgánica esté muy seca.
  • Añadir materia orgánica (restos húmedos) y restos secos en la proporción correcta 2/3 restos húmedos y 1/3 restos secos y volver a removerlo todo
  • Dejarlo todo bien tapado con una capa de restos secos

Con estos sencillos pasos volveremos a reactivar la actividad dentro de nuestro compostador y así seguiremos nuestro proceso de formación de compost.

 

¿Aún no formas parte del programa #Compostaescola? ¿A qué esperas? Apúntante a través del correo compostaescola@consorciresidus.org

Entrevista a Miguel Fuentes, profesor del Colegio Rural Agrupado del Valle de Ayora-Cofrentes

Entrevistamos a Miguel Fuentes, profesor titular del aulario de Zarra perteneciente al CRA Valle de Ayora-Cofrentes que junto a sus 5 alumnos ha comenzado el proceso de compostaje en el centro escolar.

Miguel nos cuenta que es una gran idea para así poder cerrar el ciclo de los residuos con la puesta en marcha de un compostador y el posterior uso del compost en el huerto escolar.

En el aulario de Zarra sólo asisten 5 alumnos, todos ellos de primaria, y no disponen de comedor escolar, es por ello, que los alumnos se llevan los contenedores que el COR les entregó y es en los hogares donde recogen los restos orgánicos para llevarlos una vez a la semana al colegio y añadirlos al compostador. Al respecto, Miguel nos cuenta: “de esta manera también se consigue involucrar a las familias sobre los residuos que se pueden compostar y esto es importante ya que así todos participan en la creación de compost.”

Este compost se usará para abonar el huerto escolar de una manera ecológica y sostenible permitiendo que los productos generados se los puedan llevar los alumnos a sus casas. “Es positivo ver que los residuos generados tienen un uso en el huerto escolar y que se cierra su ciclo de vida” nos comenta Miguel.

Miguel ha querido valorar la campaña positivamente debido a que los técnicos del COR les han explicado de una forma clara y concisa todo el proceso de creación de compost, los restos orgánicos que se pueden tirar al compostador así como las visitas de apoyo continuas por parte de los técnicos. Han aprendido que es el compost y han implementado estos conceptos en dinámicas escolares las cuales han ido trabajando y trabajarán el próximo curso escolar.

Agradecemos a Miguel su predisposición a dedicarnos unos minutos y darnos su opinión respecto al proyecto #Compostaescola, además de animar a más profesores y alumnos a compartir su experiencia con nosotros.